Los 7 mejores consejos para entrenar con frío

  • 21 de enero 2020

Sufrimos durante estos días una de las mayores olas de frío que recordamos en la Península Ibérica en los últimos tiempos. Cuesta salir a entrenar en estas condiciones, pero si eres tan fanático del trail como nosotros y ni siquiera el temporal te deja en casa, presta atención a los consejos que te vamos a dar. ¡Los mejores trucos para los días más adversos del año!

▪ Antes de empzar con tu sesión de entrenamiento programada, haz un calentamiento previo para que tus músculos y articulaciones entren en calor. Empezar en seco con tanto frío puede provocarnos molestias e incluso propiciar una lesión. Dedica los primeros minutos a hacer una pequeña carrera continua y algunos estiramientos básicos.

▪ Hablando de estiramientos, que estos sean suaves, sin rebote y sin forzar lo más mínimo. Cuando hace tanto frío no podemos exigir a nuestros músculos el mismo rendimiento que en condiciones normales. Por tanto, que sean estiramientos básicos y suaves. Y otro día, mejor en el gimnasio, prepara una completa rutina de estiramientos para corredores.

Los 7 mejores consejos para entrenar con frío

▪ El método de las tres capas es tan famoso por algo…porque funciona. Así que, infórmate bien sobre los tipos de tejidos que tienes en tu armario y vístete de manera inteligente para conseguir expulsar el sudor de la superficie de tu piel, no quedarte mojado durante el entrenamiento y, a la vez, retener el calor producido por tu cuerpo.

▪ En los días con más frío y viento, aprovecha a hacer entrenamientos de calidad. Son sesiones de menor duración, pero más alta intensidad. Vienen muy bien a estas alturas de temporada para ir cogiendo esa chispa de velocidad que después agradeceremos en competición. Las series en llano, cuestas o fartleks son también buenas alternativas al cásico rodaje de carrera continua.

Protege a conciencia las partes de tu cuerpo por las que pierdes más calor, que son las manos (unos buenos guantes deportivos son imprescindibles), la cabeza y las orejas. Existen multitud de accesorios y complementos invernales en las tiendas destinados específicamente a corredores. ¡Aprovéchalos!

▪ Multiplica las atenciones mientras estás corriendo en días donde ha habido heladas durante la noche, ya que parte de la superficie puede estar congelada o resbaladiza. Asimismo, para este tipo de días opta por una zapatilla con la suela agresiva, un dibujo muy pronunciado y con un buen agarre por todo el perímetro de la suela.

▪ Por seguridad, además de avisar a alguien de la ruta por la que vas a correr (eso hay que hacerlo durante todo el año, no solo en invierno), es mejor optar por zonas con buena iluminación y cercanas a tu casa. No innoves en tu ruta, ya habrá otros días para eso. Y si por horario tienes posibilidad, aprovecha las horas de mayor sol de la jornada para hacer tu entrenamiento.

Circuito Races Trail Montaña