7 errores habituales de los trailrunners

  • 10 de agosto 2020

1.- Más no siempre es mejor. Tenemos el concepto de que cuantos más kilómetros hagamos, mejor estamos entrenando. ¡Error! El entrenamiento ideal está en el equilibrio y en un volumen adecuado y acorde a nuestra condición física y objetivos. A veces sumar kilómetros de más es realmente contraproducente o puede llevarnos a padecer el síndrome del sobre-entrenamiento.

2.- Quemar etapas antes de tiempo. Si eres principiante, no te dejes llevar por la épica de los ultras o los maratones de montaña y pasa por todas las etapas necesarias para evitar lesiones y/o decepciones. No debutes en una carrera demasiado larga. Empieza por las menos técnicas y de corta distancia y aumenta ese kilometraje y competitividad según adquieras experiencia.

3.- Entrenar de manera anárquica. Contar con un entrenador o un plan de preparación específico es importante para no salir a correr «a lo loco». Aunque a todos lo que más nos gustan son los rodajes al aire libre, no debemo olvidar hacer sesiones de fuerza, velocidad, flexibilidad y otros aspectos necesarios para ser buen corredor de montaña.

4.- Elegir el material por su estética y no por su funcionalidad. Todos nos fijamos en los colores y la estética de las zapatillas y la equipación que llevamos. Y es evidente que nos gusta «ir guapos», pero en ningún caso debemos priorizar este aspecto a la hora de hacer una compra. Lo primero es que la zapatilla se adapte a nuestra pisada y a nuestras necesidades. No te dejes llevar por el marketing y haz caso a las recomendaciones de los especialistas: podólogos, fisioterapeutas, etc.

5.- Empezar más rápido de lo debido. Es habitual que en las carreras, por el fervor que se vive en el cajón de salida y en el pueblo, empecemos con ritmos muy superiores a los que debemos llevar. Trata de no dejarte llevar por el «subidón» del momento y tómatelo con calma, sobre todo si es una carrera de larga distancia.

6.- Correr por encima de tus posibilidades. En muchas ocasiones corremos con amigos y compañeros y, por no sentirnos un lastre, forzamos más de lo que debemos y corremos por encima de nuestras posibilidades. La idea es la contraria: que las personas con más nivel de la grupeta se adapten a los ritmos de los más lentos. De lo contrario, estás comprando papeletas para sufrir una lesión.

7.- Subir las cuestas haciendo un sobreesfuerzo. En la montaña la mentalidad del CA-CO es fundamental. Alternar caminar con correr y saber cuándo hacer lo uno y cuando lo otro, es clave. En las pendientes pronunciadas, a menos que seas Kilian Jornet, Miguel Heras o Luis Alberto, es más rentable subir andando que corriendo. Hay corredores que, por orgullo, tratan de subir corriendo desniveles complicados y se vacían antes de tiempo.

Circuito Races Trail Montaña